Organo del Convento de Madre de Dios de Lucena - Organería Andaluza - Córdoba

Vaya al Contenido

Menu Principal:


El órgano del Convento de Madre de Dios 
 
(Lucena)


Se sitúa en una tribuna lateral en el lado de la Epístola de su iglesia, como una extensión de su coro alto.
Es obra del fraile franciscano Francisco Alejo Muñoz, quien lo construyó en 1732, habiendo sido restaurado a finales del s. XX por Miguel Angel Avendaño y José Antonio Aspiazu, en diferentes ocasiones.
El instrumento está embutido en una caja exenta de estilo barroco, a cuyo interior se puede acceder a través de unas tapas existentes en su contrafachada.
Toda su tubería vista se localiza en su fachada principal, la cual se compone de cinco castillos, siendo de doble campo los intermedios.
Posee una trompetería horizontal en punta de lanza y en una sola fila.
Bajo unas grandes inscripciones que decoran el cuerpo bajo de la caja, se encuentran las tapas que dan acceso a las arcas de viento.
Aunque no ejecutado por su autor, entre una de las inscripciones mencionadas aparece a lápiz el nombre y año de fabricación del instrumento.
Tiene una consola en ventata compuesta por un teclado decorado, una pedalera para contras en forma de lenguas y tiradores para cambio de registros a ambos lados. En el atril figura una imagen de Santa Cecilia.
Tanto la transmisión del teclado como la de cambios de registro son mecánicas.
El instrumento está dedicado a San Antonio, motivo por el cual aparece un cuadro con su imagen en el frontón del mueble.
Los ángeles que coronan la caja fueron añadidos en época posterior.
Tras la fachada trasera, existe un pulmón de aire o fuelle adosado a la misma, el cual es alimentado por una motobomba.
El instrumento se encuentra operativo y es utilizado en las ceremonias litúrgicas.


Regreso al contenido | Regreso al menu principal