Organos de la Catedral de Córdoba - Organería Andaluza - Córdoba

Vaya al Contenido

Menu Principal:


Los órganos de la Catedral 
 
(Córdoba)


Órgano del lado de la Epístola


Se encuentra localizado en la tribuna sobre la sillería coral, en el lado de la Epístola.
Es un órgano albergado en una caja de diseño barroco del s. XVIII.
Supuestamente fue un encargo realizado al organero José Martínez Colmenero, quien lo finalizaría en 1702. Tomando por base este instrumento, Patricio Furriel realizaría una reconstrucción que finalizó en 1808. Más tarde, dado el mal estado en que se encontraba el instrumento, el organero belga Achilles Ghys realiza una nueva reconstrucción en 1892, a la vez que sustituye algunos registros por otros de corte romántico.
En 1999 el órgano es nuevamente sometido a una profunda reconstrucción por la organería de Federico Acitores, respetando la idea organística barroca e ibérica. Solo pudo respetar algunos de los tubos antiguos que conservaba, por lo que su mayoría son modernos.
Defininiendo su fachada principal diríamos que, en su cuerpo medio se observan cinco castillos de tubería, siendo de doble campo los intemedios y extremos. Su parte superior consiste en un ático de tes castillos de cañería coronado por un medallón con la imagen de Santa Cecilia y culminado finalmente por una talla del angel San Gabriel. Solo son cantantes los tubos de los castillos central y campos bajos de los castillos intermedios y extremos, todos del cuerpo medio del instrumento.
Por debajo de los castillos del mencionado cuerpo medio se despliega su trompetería horizontal compuesta por una fila en punta de lanza más dos medios abanicos, por debajo otra en W y cuatro líneas inferiores de menor longitud de dulzainas y tubos de reducido pabellón.
En su cuerpo bajo encontramos la consola en ventana con dos teclados, grupos de tiradores de registros a ambos lados y un conjunto de pisas para contras. Tambien incorpora otros pedales para accionamiento de efectos de tambores, pájaros, campanillas y dos mascarones que emiten voces. El teclado superior sería para el órgano mayor y el inferior para el positivo. Las transmisiones de registros y teclados son mecánicas.
Dispone de un fuelle-depósito moderno con motobomba para la alimentación de aire.
Se encuentra operativo.


Órgano del lado del Evangelio


Al igual que el órgano del lado de la Epístola, se localizada sobre la tribuna elevada sobre la sillería coral, ambos órganos enfrentados.
Fue construido por los hermanos Miguel y Bernabé Llop, quienes lo finalizaron en el año 1668 o algo más adelante, en una caja de Bartolomé de Mendicutía. Son sabidas intervenciones posteriores como la que inició Patricio Furriel en 1798; la realizada por Jean-Baptiste Ghys en 1892, quien amplía su número de registros; en 1922 por parte de Amezúa y Cía; y en 1957 por OESA.
En 2007 vuelve a reformarse, electrificándose, de forma que se instala una consola en el coro, de tres teclados y con grandes posibilidades técnicas, ya que tanto la transmisión como dicha consola están controladas electrónicamente. Como curiosidad, esta consola es ampliamente programable, admitiendo un teclado controlador MIDI externo con el que también se podría ejecutar el órgano, existiendo un ambicioso proyecto para la construcción de una nueva consola que permitiera el uso de ambos órganos de la Catedral.
Actualmente, el instrumento se compone de órgano Positivo (teclado superior), órgano Mayor (teclado medio) y órgano Recitativo (teclado inferior).
El instrumento fue ampliado en sus registros, instalándose los tubos para dicha ampliación a lo largo de la tribuna que rodea el coro, tanto en la parte del Evangelio como en el de la Epístola.
Para describir su fachada principal diríamos que, en su cuerpo medio, pueden observarse tres castillos de doble campo y, a cada lado, otro simple. En su cuerpo alto se localiza un ático de tres castillos coronado por un frontón con el escudo del obispo que fue su precursor, Francisco Alarcón. Destaca la belleza de toda su tubería vista, labrada y policromada, a la vez que todos ellos tienen sus labios decorados con mascarones.
Más abajo, se aprecian los orificios, en una sola fila, de los dos tramos de la trompetería horizontal que poseyó.
La actual batalla es obra de Amezúa y Cía, y se compone de tres hileras en Ave María.
En el cuerpo bajo del mueble también se instalaron tres grupos de tubos descubiertos delante de la antigua consola, la cual fue cegada tras la electrificación del instrumento. Estos tubos intentan seguir con el diseño del resto de su fachada en su policromía.
Todos los tubos de su fachada principal son cantantes, además de los existentes en su parte trasera que da a la nave del Evangelio.
Para el acceso al interior de la caja se utiliza la misma escalera que sube a la tribuna, existiendo unas escaleras de madera interiores que permiten la subida a los distintos niveles de los que se compone el instrumento.
Es utilizado con mucha frecuencia en los actos litúrgicos que tienen lugar en la catedral, así como en conciertos.


Órgano de la Capilla del Sagrario


Este órgano barroco se encuentra en la Capilla del Sagrario, la cual es parte física de la Catedral, aunque con tratamiento de parroquia diferenciada.
El instrumento se halla adosado a la pared, procedente de la Iglesia de San Pedro de Alcántara, de Córdoba.
Es de autor desconocido, que habría sido construido supuestamente entre los años 1720 y 1730.
De reducido tamaño, su fachada principal muestra un solo castillo de tubería.
Su consola se compone de un solo teclado, de precioso diseño, y un par de tiradores para registros. Las transmisiones de teclado y registros son mecánicas.
Se trata de un órgano que se encuentra plenamente operativo tras ser restaurado aprovechando la totalidad de sus elementos mecánicos y sonoros, al haberse conservado éstos.


Regreso al contenido | Regreso al menu principal